Diez claves para proteger tu salud... y la del planeta

Consejos del Observatorio de Salud y Cambio Climático para mejorar nuestra salud y el medio ambiente
Autor/es: Redacción
Actualizado el 24/01/2012
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
1. Muévete en bicicleta, a pie o en transporte público ©Thinkstock

1. Muévete en bicicleta, a pie o en transporte público

Usando el coche solo lo imprescindible obtendrás un doble beneficio: por un lado harás más ejercicio y, por otro, reducirás el CO2 liberado a la atmósfera. La contaminación puede provocar trastornos respiratorios y cardiovasculares.

2. Reduce tu consumo de carne ©Thinkstock

2. Reduce tu consumo de carne

No abusar de la carne disminuye la emisión de gases de efecto invernadero y el uso de recursos naturales como el agua (para producir un kilo de proteína animal se utiliza 40 veces más agua que para un kilo de cereales). Tu salud cardiovascular también te lo agradecerá.

3. Apuesta por los productos locales y ecológicos ©Thinkstock

3. Apuesta por los productos locales y ecológicos

El comercio local reduce la necesidad de recorrer grandes distancias para transportar los alimentos, con el gasto en combustible y la emisión de gases invernadero que esto supone. Los productos ecológicos, además, están menos expuestos a químicos y aditivos.

4. Calcula tu huella de carbono ©Thinkstock

4. Calcula tu huella de carbono

Saber cuál es tu huella de carbono (o cantidad de gases de efecto invernadero que produces) es una buena manera de concienciarte de la importancia de cambiar ciertos hábitos para reducir la contaminación. En internet dispones de calculadoras como la de www.ceroceo2.org.

5. Infórmate bien de lo que compras ©Thinkstock

5. Infórmate bien de lo que compras

Antes de adquirir cualquier producto, pregunta al vendedor respecto a su procedencia y asegúrate de que no se han utilizado métodos de extracción, recolección o producción dañinos para el medio ambiente o para especies amenazadas.

6. Calefacción y aire acondicionado, a 21 ºC ©Thinkstock

6. Calefacción y aire acondicionado, a 21 ºC

Las temperaturas extremas (demasiado altas o bajas) provocan un gasto innecesario y una mayor sequedad del ambiente, que puede generar molestias de garganta y oculares. El contraste de temperaturas, además, debilita nuestras defensas.

7. La nevera, bien regulada ©Thinkstock

7. La nevera, bien regulada

Comprueba que la temperatura del frigorífico es de entre 1 y 4 ºC, y que tu congelador no está por debajo de los -18 ºC. Un exceso de frío no ayuda a conservar mejor los alimentos y provoca un gasto innecesario de energía.

8. Aprovecha la luz natural ©Thinkstock

8. Aprovecha la luz natural

Abre persianas, corre cortinas, pinta paredes y techos de colores claros, coloca espejos en zonas estratégicas para reflejar la luz del sol... tu salud ocular lo agradecerá y también tu factura eléctrica, reduciendo además las emisiones de CO2.

9. Conoce tu propio ecosistema ©Thinkstock

9. Conoce tu propio ecosistema

Aprovecha el fin de semana para hacer excursiones por zonas naturales cercanas a tu localidad. El contacto con la naturaleza hará que tu familia y tú seáis más conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente, y os beneficiará tanto física como mentalmente.

10. Involúcrate ©Thinkstock

10. Involúcrate

Siempre que seas testigo de alguna vulneración o atentado ambiental denúncialo a las autoridades competentes. Y, para reducir la huella ecológica, predica con tu ejemplo y explica tus experiencias a familiares y amigos.

Comentarios

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Comer fruta y verdura da a la piel un color saludable

El consumo de carotenoides, un tipo de antioxidantes, tiene efectos positivos sobre nuestro aspecto.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS