Herramientas útiles para dejar de fumar

Te mostramos un buen número de recursos para que no enciendas ni un cigarrillo más
Autor/es: Eva Mimbrero | Anabé Manzano
Actualizado el 03/01/2011
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
 
Estás decidido a dejar de fumar, y seguramente no es la primera vez que lo intentas. Pero en las anteriores ocasiones tu fuerza de voluntad no te ha bastado para conseguir vencer a esta adicción. Por eso tu estrategia tiene que ser diferente ahora: conocer los recursos con los que cuentas para dejar de fumar antes de ponerte manos a la obra te ayudará a que, esta vez sí, salgas victorioso de tu particular lucha contra el tabaco.
 
Dejarlo, una carrera de fondo
Lo primero que debes tener claro es que dejar de fumar no es cuestión de días o semanas. Abandonar este hábito se convierte en una particular carrera de fondo en la que tú eres la liebre que el tabaco, siempre, querrá alcanzar. Por eso es tan importante que quieras dejarlo realmente, por ti mismo, y no por contentar a tu entorno o porque sabes que fumar es malo. Sin esta necesaria fuerza de voluntad te será muy difícil cumplir tu objetivo.

Para mantener la fuerza de voluntad es muy importante que seas tú quien tome la decisión.

Los primeros días suelen ser los más duros: puedes sentirte extraño, dormido, a medio gas. Esto puede hacerte flaquear, pero hay trucos para mantenerte firme. Cuando te asalten las ganas de encender un cigarrillo puedes seguir estos y otros consejos, que aparecen en el libro "¡Quiero dejar de fumar!", de Josep M. Ramon y Teodor Marcos.
  • Distráete: Ir al cine o salir de compras te ayudará.
  • Muévete: Cambia los cinco minutitos del cigarrillo de después de comer por un paseo corto.
  • Relájate: Cuando sientas ansiedad inspira profundamente. Dirige tu atención a la respiración, a como el aire entra y sale de tus pulmones. Te ayudará a calmarte y a diluir el deseo de fumar.
  • Anticípate: Los chicles pueden ser una buena manera de sustituir a los cigarrillos. Si además quieres mejorar tu alimentación guarda en tu nevera un tupper con zanahoria pelada y cortada. Cuando te asalten las ganas de fumar la tendrás lista para consumir.
  • Háblalo: Comunica a amigos y familiares de confianza tu decisión, y diles también que tal vez les llamarás en los momentos de flaqueza. Recibir el respaldo de los tuyos te lo pondrá más fácil.
     
La ayuda de las nuevas tecnologías
Además de en tus conocidos, puedes apoyarte en las redes sociales. Constatar que cientos de personas han pasado o están pasando por el mismo trago que tú puede ser muy terapéutico. Busca en facebook “Dejar de fumar” y encontrarás páginas interesantes que agrupan a un buen número de personas con tus mismas inquietudes. En inglés las páginas más populares son Non Smoker, que cuenta con más de 30.000 fans, y Quit Smoking!, con más de 15.000 miembros. En Twitter puedes seguir, entre otros, a @quitbadhabits, con prácticos consejos para vencer esta adicción; y a @justacorrientes, un espacio especialmente dedicado a los jóvenes.

Los blogs son otra manera de mantenerte informado y afianzar tu decisión de dejar de fumar. No te pierdas “Dejándolo”, el blog de la Unidad de Tratamiento del Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge, ni tampoco "Mi vida sin ti" o “Dejar de fumar SI”. Y si lo que buscas son experiencias de primera mano te recomendamos un blog escrito por un madrileño durante sus dos primeros meses sin fumar.

Para los momentos de especial vulnerabilidad puedes ingresar también en el chat de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo o visitar foros dedicados a esta adicción.

Una de las últimas novedades son las aplicaciones para smartphones que ayudan a dejar de fumar. Cada vez son más numerosas y variadas: puedes encontrar desde audiolibros, con consejos prácticos o métodos de autohipnosis, a herramientas que contabilizan el dinero que estás ahorrando por no fumar o los días y horas de salud cardiovascular que ganas.
 
El deporte es tu aliado
Uno de los motivos principales por los que las personas que están dejando de fumar recurren al deporte es porque ayuda a no engordar. Pero este no es su único beneficio: el ejercicio físico es, también, una muy buena opción para frenar el deseo de encender un cigarro. Mientras caminamos las ganas de fumar desaparecen de forma natural. El deporte, además, disminuye la ansiedad del síndrome de abstinencia y contribuye a limpiar tus pulmones.

Así que ya lo sabes, elige un deporte que se adapte a tus preferencias y a tu estado físico y te será mucho más fácil abandonar para siempre el tabaco.

Parches y chicles de nicotina, una buena inversión
Aunque no es un tratamiento barato (el precio de los envases de 14 parches supera los 40 euros, mientras que 24 chicles cuestan alrededor de 8 euros), si los usas bajo supervisión médica aumentas las posibilidades de éxito en tu proyecto de dejar el tabaco. La inversión vale la pena, sobre todo si lo comparas con el dinero que te ahorrarás a largo plazo al no fumar.

Los parches de nicotina son una buena ayuda para dejar de fumar.

Si te decides por este tratamiento ten siempre preparada la próxima caja cuando agotes la que estés utilizando. Ve a la farmacia con antelación y asegúrate de que dispondrá de la marca que tú necesitas.
 
Las terapias alternativas alimentan tu fuerza de voluntad
Si te sientes seguro y a gusto contigo mismo sumarás puntos para no volver a encender ni un cigarrillo más. Técnicas como la acupuntura y la homeopatía te ayudarán a disminuir tus niveles de ansiedad, y gracias a los grupos de apoyo podrás compartir tus inquietudes con personas que están en tu misma situación.

Mención aparte tiene la hipnosis, recomendada sobre todo para aquellos que han intentado dejar el tabaco varias veces y no lo han conseguido, ni siquiera con ayuda médica. Para María Elena Mendoza Figueroa, miembro del Consejo General del Colegio Oficial de Psicólogos (COP) y experta en hipnosis, “esta técnica es útil para sustituir las actitudes que mantienen el hábito por pensamientos y conductas más positivos y saludables ”. Lo dice en un artículo que analiza el caso de una paciente que dejó de fumar gracias a este método.

Como ves, cuentas con un gran número de mecanismos que te permitirán, al fin, vencer esta adicción. Anímate a probarlos: será una de tus mejores inversiones en salud.


También te puede interesar:
¿Qué efectos tiene el tabaco sobre la salud? | El tabaquismo le cuesta a España más de 16.000 millones de euros | Fumar de segunda mano

Comentarios

avatar-Yanira
Yanira 03/01/2011

ánimo a todos aquellos que estén dejando el tabaco!!

avatar-Ánimo
Ánimo 03/01/2011

Todo esto puede ayudar, pero sin fuerza de voluntad no funciona nada. Es lo más importante para conseguir dejarlo

avatar-ninrow garcia sousa
ninrow garcia sousa 24/08/2011

Tremenda inf, lo mejor para dejar de fumar es el ejercicio, y bueno comer chicles sin azucar ayuda mucho en el momento que se sienta la anciedad producida por el tabaco, animo a todos yo lo e tratado de dejar pero siempre me fumo 3 o 5 cigarros a la semana como cuestion social, pero tengo que dejarlo definitivamente =) saludos a todos

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

Trabajar bajo presión puede doblar tu riesgo de sufrir un trastorno cardiovascular

Las mujeres que trabajan bajo mucha presión tienen un 50% más de posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS