Alimentos y plantas de efecto calmante

El ritmo de vida actual puede sacarte de tus casillas más de un día. Conoce los alimentos y plantas medicinales para recuperar la calma
Autor/es: María José Alonso
Actualizado el 30/08/2010
Compartir en:
Facebook Twitter Menéame
Etiquetas
Estrés Fitoterapia
 

Por qué nos ponemos nerviosos

Las causas del nerviosismo se relacionan principalmente con situaciones concretas de la vida diaria que causan preocupación, miedo o impaciencia, como aquellas en que la persona a la que le suceden no se siente segura, o bien a conflictos personales, familiares o laborales que le sobrepasan, produciendo primero desasosiego (intranquilidad) luego excitación del sistema nervioso (nerviosismo) y si no se soluciona llegando a provocar estados de ansiedad (angustia) o de estrés.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen también otras causas que pueden originar nerviosismo y que están relacionadas con otros problemas de salud.

Así, una falta de de vitamina B12, enfermedades del sistema nervioso como la depresión, trastornos que aparentemente nada tienen que ver con el sistema nervioso como puede ser el hipertiroidismo, o la toma de ciertos medicamentos, como algunos para prevenir el asma o las alergias respiratorias, para la tos, los que contienen cafeína u otras sustancias que afectan al sistema nervioso central, etc.

El exceso de trabajo puede hacer que tomes más café del que deberías.


Por eso si un estado de nerviosismo se alarga en el tiempo o no tiene una causa emocional concreta hay que consultarlo siempre con el médico. Si se sospecha que el nerviosismo puede estar causado por algún medicamento que se está tomando, no se debe dejar de golpe, se puede consultar en la farmacia si el medicamento en cuestión puede ser responsable y, si es así, acudir al médico para que valore un cambio de la medicación o una medicación complementaria.

También los malos hábitos alimentarios pueden ser responsables de un estado de nerviosismo sin causa aparente. Por ejemplo, el consumo de sustancias excitantes (café, té, refrescos de cola, etc.). A veces, debido al estrés laboral, se tiene tendencia a tomar durante el día un exceso de cafeína para ayudar a mantener la atención, y sin darse cuenta se consumen dos o tres cafés y además refrescos de cola, que aportan al organismo un evidente exceso de cafeína sin que seamos conscientes de ello. En ese caso bastará reducir o suprimir su consumo para que el estado nervioso desaparezca.

Asimismo, debe tenerse en cuenta que muchos suplementos o complementos alimenticios, e incluso algunos batidos u otros alimentos enriquecidos, pueden llevar té, extractos de café o cafeína, guaraná, hierba mate u otras plantas excitantes del sistema nervioso que pueden producir, en personas sensibles, intranquilidad o nerviosismo, sobre todo si su consumo se asocia a café o refrescos de cola.

Comentarios

avatar-Jose
Jose 05/07/2011

Me pareceque la practic del Tai Chi va mas de la mano con la idisincracracia de nosotros los latinos,quienes sin lugar a dudas somos muy emotivos,digo esto por que el yoga es una disciplina que debe alinearse con nuestra forma de pensar,actuar y hablar,y esto es imprescindible, en el Tai Vhi por otra parte potenciamos el CHi(fuerza vital de vida) y su practica constante va atenuando nuestra emotividad,l que nos hace moderados en nesra forma de hablar,pensar y actuar.Ahora veo que se nos hace tan dificil, la practica de la Meditacion,el metodo indiscutible para armonizar nuestras glandulas suprarrenales,asiento de las emociones.Por favor vean esto como solola opinion personal de un ciudadano ordinario,no pretendo ser docto en estas areas.Gracias. Jose

Su pregunta y/o comentario y el nombre de usuario facilitado, podrán ser publicados y visibles para todos los usuarios de este sitio web.

Los datos solicitados en los campos marcados con * son obligatorios.

¿Sabías que...

No debes reutilizar el aceite de freír más de dos o tres veces

El recalentamiento repetido altera la composición natural del aceite y permite la liberación de unas sustancias tóxicas (polímeros y compuestos polares) que la comida puede absorber.

Más información...

Síguenos en:

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • RSS